Los presidentes de las federaciones de fútbol de México, Estados Unidos y Canadá anunciaron este lunes desde Nueva York que los tres países presentarán una candidatura conjunta ante la FIFA para ser sede de la Copa del Mundo en 2026.

Advertisement

El anuncio histórico se da en medio de la incertidumbre diplomática sucitada por la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos. Trump promete construir un muro en la frontera con México, renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y deportar a millones de inmigrantes indocumentados. Sus propuestas han puesto en jaque la integridad económica, política y social de la región.

Sin embargo, la federación estadounidense aseguró que cuenta con el aval de su gobierno.

Advertisement

“Tenemos todo el apoyo del gobierno de Estados Unidos en este proyecto”, dijo Sunil Galati, Presidente de la Federación de Fútbol de Estados Unidos. “El Presidente de Estados Unidos nos apoya totalmente y nos ha alentado a lanzar una candidatura conjunta. Él está espacialmente complacido que México es parte de esta propuesta”.

Los ejecutivos no dieron más detalles. Hablaron del simbolismo de la candidatura norteamericana y la diplomacia deportiva.

“Este no es un foro para hablar de política, este es un foro para hablar de fútbol”, recalcó Decio de Maria, Presidente de la Federación Mexicana de Fútbol. “Estoy seguro que seguiremos trabajando los tres países para construir muchas canchas de fútbol, que el balón ruede y que nuestras sociedades disfruten lo que significa el fútbol”.

Advertisement

Sponsored

“Al final, como mencioné, seguramente habrá un ganador, pero eso es el ganador del fútbol”, dijo de Maria. “Habrá ganado la región, al haber invitado al mundo a gozar con nosotros”.

“Creo que así se construye una bonita historia”, reiteró.

Los federativos no dieron muchos detalles sobre la propuesta. Dijeron que acordaron repartir los partidos: 60 tendrán sede en Estados Unidos, 10 en México y otros 10 en Canadá.

Los cuartos de final arrancarían en Estados Unidos pero no está claro si la final también se disputaría en el país de las barras y las estrellas.

Galati dijo que sin duda Estados Unidos podía presentar una candidatura individual pero subrayó que al incluir a México y Canadá la propuesta cobró mucho más fuerza en términos de infraestructura y relevancia para el fútbol.