no seas más bonita, se más cabrona

Las raperas mexicanas están usando el hip hop para promover el feminismo

Martha Pskowski

CIUDAD DE MÉXICO — “¡Qué vivan las mujeres libres!”, gritó la rapera oaxaqueña Mare Advertencia Lirika desde el escenario.

“¡Qué vivan!”, coreó la multitud. Los asistentes se emocionaron al ver a una de las MCs más populares de México en Punto Gozadera, un espacio cultural “feminista” en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

El evento tuvo lugar la noche del 15 de septiembre, a un par de cuadras del Zócalo capitalino, donde el Presidente Enrique Peña Nieto dio el tradicional Grito de Dolores para celebrar la independencia mexicana.

Pero en este concierto conocido como el “grito feminista” nadie ondeó una sola bandera mexicana y el público se puso a rapear en vez de entonar el Himno Nacional.

Según Mare, este grito alternativo es una fiesta para la gente que no se siente cómoda celebrando la independencia de su país.

Mare Advertencia Lirika con Amenic Poetika MC durante el Grito Feminista.

Mare Advertencia Lirika con Amenic Poetika MC durante el Grito Feminista.

“México es una nación que ha marginado a los indígenas, que ha violentado a muchos otros grupos, y que ha mantenido a las mujeres en una situación de desigualdad. ¿Por qué tendría que sentirme orgullosa de pertenecer a esta nación?”, sentenció.

“Si vamos a hacer una fiesta, celebremos lo que hemos logrado nosotras, los espacios que hemos construido”.

Mare ha estado rapeando desde 2003 pero dice que sólo han pasado dos años desde que se declaró feminista. Dice que muchas mujeres en la escena del hip hop mexicano también están adoptando la misma bandera.

 

¿El hip hop puede ser feminista?

Batallones Femeninos es un conjunto de 11 MCs que vienen de diferentes ciudades de Estados Unidos y México.

“La escena de hip hop es machista y misógina”, me dice Susana “Obeja Negra” Molina Medín, una de las co-fundadoras de Batallones. Explica que la banda fue creada en 2009 como respuesta a las ideas preconcebidas de lo que debe ser el rap.

Las raperas están conscientes de la historia del hip hop. Los raperos afroamericanos en Estados Unidos lo han usado y lo siguen usando como himno de protesta. También existe un rap muy comercial que habla de dinero, sexo desenfrenado y la fiesta en el antro. Batallones Feministas busca crear un rap que denuncie los problemas latinoamericanos.

“No se trata de hacer música por hacerla” me dijo Mare Advertencia Lirika. “Cuando nosotras [hacemos] música [estamos] hablando por las mujeres de Oaxaca, por los migrantes, por un montón de personas que no tienen la capacidad de hacerlo ellos mismos”.

“Hermana, hermano, cambiemos ya esta estructura/Vamos creando ya una nueva cultura”, dice una de las canciones más populares de Batallones.

Las MCs de México quieren reivindicar el concepto de feminismo en sus canciones y también en sus vidas.

Y eso es exactamente lo que está intentando hacer Amenic MC Poetika, una rapera y actriz chilanga de 27 años. Dice que muchos pensaron que se iba a retirar de la música después de embarazarse.

“Cuando me enteré de que iba a tener una hija, me dio miedo. Sentí miedo por vivir en un país como el nuestro en donde matan a siete mujeres al día”.

MC Poetika no ha dejado la música. De hecho, los temas de género se han vuelto más recurrentes en sus canciones desde que nació su hija.

Al igual que MC Poetika, otras raperas quieren darle mayor visibilidad a muchas de las problemáticas que enfrentan las mujeres en México.

Las MCs Obeja Negra (izquierda), Akire (en medio), y Yazz (derecha) de Batallones Femeninos.Martha Pskowski

Las MCs Obeja Negra (izquierda), Akire (en medio), y Yazz (derecha) de Batallones Femeninos.

“Tenemos impacto porque estamos tocando temas cotidianos que se pretenden seguir normalizando y no asumir como problemas de todos y todas”, me dijo Obeja Negra.

En el resto de la región latinoamericana, incluso en Estados Unidos, se aprecian tendencias similares.

La rapera Rebeca Lane de la Ciudad de Guatemala organizó la gira “Somos Guerreras” durante los primeros meses del 2016 e invitó a otras raperas latinoamericanas como Audry Funk de México y La Voz Nativa de Costa Rica a tocar con ella. Los conciertos crearon vínculos entre las artistas feministas de México y Centroamérica.

Hay talento en todas partes. Están las cubanas Krudas Cubensi, conocidas por su hip hop enfocado en la experiencia queer y afro-latina. La chilena Ana Tijoux es otro referente.

El grito feminista de la Ciudad de México también brindó un espacio a raperas como DJ Ome de Fresno, California. DJ Ome, cuyo verdadero nombre es Ome Quetzal López, viene de una familia mexicoamericana arraigada en el movimiento campesino del Valle Central de California.

DJ Ome busca generar más vínculos entre los artistas mexicanos y aquellos que residen en California.

“No queremos que las fronteras nos dividan como artistas y activistas”, me dijo.

Rapeando sobre la violencia de género

El feminicidio es un tema central para los grupos mexicanos de hip hop feminista.

En México, aproximadamente siete mujeres son asesinadas todos los días, según datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF). Una tercera parte de estos crímenes son investigados como feminicidios.

En México, miles de mujeres han sido categorizadas como “desaparecidas”.

Aproximadamente 7,000 mujeres desaparecieron entre 2011 y 2015, según La Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Ciudad Juárez, bastión musical de Batallones Feministas, ha sido estigmatizada como una de las ciudades más peligrosos para las mujeres. La organización Justicia Para Nuestras Hijas estima que 2,200 mujeres han sido asesinadas en el estado de Chihuahua en las últimas dos décadas. La mayoría de los casos no han sido resueltos y Chihuahua aún no cuenta con una tipificación para el feminicidio en su código penal.

La canción “Así era ella” de Batallones habla sobre las desaparecidas de Juárez:

“Ojos grandes, oscuros, luminosos/Llenos de esperanza, llenos de sueños varios/Estatura media/De gruesos labios, de tez morena/Delgada, joven y bella/Cabello hasta los hombros/Así eran ellas/De las mujeres fuertes, alegres, trabajadoras/Valientes que siempre luchan, que nunca rinden”.

Mare también rapea sobre la violencia de género en el sencillo “Devuelvanmelas”.

El video musical narra los casos de jóvenes que han desaparecido en la región Triqui del estado de Oaxaca. La canción estalla contra la apatía y la pasividad de las autoridades.

“No es una ‘Se busca’ es una ‘Devuélvemela’”.

 

El feminismo como tabú

“Dices feminista y causa ruido”, opina Amenic MC Poetika.

Muchos piensan que ser feminista es estar en contra de los hombres o ven el concepto como una tendencia extranjera y no un movimiento conformado por mexicanos.

La rapera oaxaqueña Mare Advertencia Lirika compuso la canción “Incómoda” para toda la gente que se siente amenazada por el feminismo.

“No te equivoques, no soy un caso aislado/No es exageración, ni una mentira lo que te hablo/Sólo te cuento las verdades incómodas de una sociedad que con nosotras es hipócrita”.

Este tipo de rolas buscan desmitificar el feminismo. Las MCs no hablan sobre doctrinas, sino sobre la capacidad de todas las mujeres de tomar las riendas de su propio destino.

“Mi vida, mi cuerpo, mis decisiones”, rapea Mare sobre el aborto mientras que Mc Poetika se refiere a su hija como “El amor de mi vida”.

No es una contradicción. Es la libertad de escoger.

En la rola “Qué Mujer” Mare canta los siguientes versos:

“No seas más bonita – ¡Sé más cabrona!/No seas mejor mujer… ¡Sé mejor persona!/Creer, vencer, poder, tener/Mujer no te limites a lo que te piden ser/Sentir, pedir, salir, huir/No dejes qué en tu vida otros quieren decidir”.

Story Tags