jueces sin rostro

Un juez mexicano involucrado en la extradición de El Chapo fue ejecutado mientras trotaba

Vicente Antonio Zacarías salió el lunes por la mañana para hacer ejercicio pero nunca regresó a casa. El juez federal, quien llevaba varios casos de narcotráfico, incluyendo el del capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, recibió una bala en la nuca cuando trotaba en una calle del municipio de Metepec en el Estado de México.

Click here to read this story in English.

La ejecución fue captada por las cámaras de seguridad del municipio y el video fue publicado esta semana por varios medios mexicanos. Las imágenes muestran a Zacarías corriendo en ropa de ejercicio cuando un hombre se le acerca por detrás y le dispara:

Este video muestra contenido gráfico

Zacarías había participado en varios litigios contra el crimen organizado. Autorizó órdenes de arraigo y cateo contra varios narcotraficantes y en marzo su distrito de amparo y juicios civiles en el Estado de México suspendió la extradición de El Chapo Guzmán a los Estados Unidos.

Un miembro del equipo legal de El Chapo le dijo a Radio Fórmula que el narcotraficante no tiene nada que ver con el asesinato y que Zacarías sólo revisó la solicitud de amparo en contra de la extradición pero no la aprobó.

La muerte del juez ha desconcertado a los mexicanos. El Presidente Enrique Peña Nieto instruyó a la Procuraduría General de la República (PGR) atraer la investigación del homicidio.

El asesinato ha renovado un debate nacional sobre si México debería considerar implementar el sistema de jueces “sin rostro” para proteger a las autoridades de represalias.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) insiste que se debe considerar el sistema de “jueces sin rostro” que otros países latinoamericanos como Perú, Colombia y El Salvador han implementado para proteger a los litigantes contra las posibles represalias de terroristas, pandillas y cárteles de la droga.

Sin embargo, a muchos no les gusta la idea de tener jueces que no pueden ser identificados ya que México recientemente implementó su nuevo Sistema de Justicia Penal precisamente para tener mayor transparencia en los juicios y procesos legales.

La muerte del juez federal ocurrió semanas después del asesinato de cinco soldados durante una emboscada en Sinaloa el 30 de septiembre. Un general mexicano inmediatamente acusó a los hijos del Chapo Guzmán, quienes supuestamentes han tomado las riendas del Cártel de Sinaloa, de planear el ataque.

Las ejecuciones y los titulares sobre los escándalos de derechos humanos que involucran al ejército mexicano parecen estar afectando la moral de las agencias de seguridad. El Secretario de Defensa Nacional, el General Salvador Cienfuegos, reconoció esta semana que existe un “desgaste” dentro de las fuerzas armadas y dijo que se necesitan más recursos para la lucha contra el crimen organizado.

Todavía no se sabe quien ordenó el asesinato de Zacarías, pero el video del homicidio puede propagar aún más el miedo entre los mexicanos que están en las trincheras de la guerra contra el narcotráfico.