Mensajes ocultos

Los mexicanos están trolleando a Donald Trump mediante una reacción química

Cucapá YouTube

Una compañía mexicana de cerveza artesanal ha encontrado una manera muy original de trollear a los simpatizantes de Donald Trump.

Click here to read this story in English.

La compañía conocida como Cucapá mandó a sus bromistas a las calles de Los Ángeles para encontrar a fans de Trump y venderles camisetas con la frase I Support Donald (Yo apoyo a Donald). Pero al parecer los Trumpistas no sabían que las camisetas contienen un secreto: una tinta termocromática que reacciona con el calor para revelar un mensaje distinto.

screen-shot-2016-10-21-at-9-12-55-amCucapá YouTube

Después de exponerlas al sol las frases en las camisetas cambian. Dos líneas rojas tachan las palabras “Yo apoyo” y una nariz roja de payaso aparece en la cara de Trump con un nuevo mensaje en español que lee: “Donald el que lo lea”. Es una variación de la frase “puto el que lo lea”—una expresión mexicana que normalmente se encuentra grafiteada en las calles y en los escritorios y baños de preparatorias.

La empresa basada en Baja California convirtió su mensaje político en un nuevo comercial para promover su marca de cerveza:

Cucapá aparentemente quiere usar el dinero que recaudó vendiendo las camisetas para financiar una fiesta que está siendo anunciada en Facebook.

“Viajamos a California en septiembre para grabar el video después de que Trump visitó México”, Rodrigo Casarín, el gerente de la marca Cucapá, me dijo. Casarín dice que trollear a los simpatizantes de Trump fue algo inevitable para una empresa cuya marca gira alrededor de la mexicanidad y los temas fronterizos.

Las cervezas de Cucapá tienen nombres como Green Card y La Migra.

“Tenemos un humor fronterizo muy distintivo”, dijo Casarín.

Asegura que las personas en el video no son actores y compraron las camisetas a $5 dólares sin saber sobre el mensaje oculto. No dijo cuántas camisetas vendieron o cuánto dinero recaudaron. También dijo que no han tenido ningún problema legal más que cuando el policía en el video los corrió de la calle por no tener un permiso para vender mercancía.

“Queríamos ir más allá de publicar una postura política o una crítica contra de Trump”, me dijo Casarín.

“Entonces pensamos: si él quiere que nosotros paguemos por el muro, haremos que él pague por las chelas”.