Su papá puede ser deportado y ella dará un discurso en la convención demócrata

Después de oír tanto sobre los inmigrantes indocumentados durante la convención republicana en Cleveland, por fin vamos a escuchar directamente de uno de ellos esta semana en la convención demócrata.

Astrid Silva, una inmigrante mexicana e indocumentada de 28 años, será el foco de atención el lunes por la noche en el escenario más grande de Estados Unidos. Silva dará un discurso durante la hora estelar de la convención, calentando el micrófono para el Senador de Vermont Bernie Sanders y la Primera Dama Michelle Obama.

El discurso de Silva, cuyo contenido se mantiene en absoluto secreto, se centrará en “poner el futuro de las familias estadounidenses al frente y en el centro,” de acuerdo con el sitio web del DNC.

(Read this story in English here.)

Cuando le pregunté a Silvia si alguna vez ha inaugurado algún evento para la campaña de Clinton, ella se echó a reír. “No, no he hecho eso. Eso suena como si hubiera abierto un concierto”.

De alguna manera sí lo está haciendo. Su discurso inaugural esta noche marcará el rumbo para la convención toda la semana. Los demócratas se presentarán como el partido de todos, especialmente los inmigrantes, y así esperan lograr captar el voto latino. El acto de Silva en el escenario esta noche seguramente va acaparar los titulares de mañana de los medios en español en Estados Unidos y alrededor del mundo. El mensaje es claro: Clinton no es la candidata que promete deportar a 12 millones de indocumentados; Clinton es la opción segura.

“Esta invitación muestra el rígido contraste que hubo en la convención republicana donde se insultó a las personas indocumentadas”, Silva me dijo en una entrevista telefónica. Asegura que los inmigrantes indocumentados no sólo son bienvenidos en la convención demócrata, sino que también están siendo invitados a jugar un papel muy importante.

Los detalles de la historia de Silva tienen mucho significado durante un año que ha sido marcado por las redadas policiales para deportar inmigrantes y el miedo a nivel nacional que esto ha causado. Es un miedo que Silva conoce bien; su padre tiene una orden de deportación pendiente.

“Mi familia no sólo habla sobre el miedo, mi familia lo está viviendo”, Silva dijo.

El padre de Silva llegó a Estados Unidos en 1989 y trabajó como un técnico de irrigación en campos de golf. Tres años después, una vez que se había establecido, planeó para reunirse con su hija y mujer. Silva tenía cuatro años cuando los coyotes la pusieron junto con su mamá en una lancha improvisada hecha de llantas para cruzar el Río Bravo.

El hermano de Silva nació en Estados Unidos y es ciudadano. Los miembros de la familia tienen diferente estatus migratorio— una complicada situación con la que se identifican muchos indocumentados en Estados Unidos. En 1990 su padre intentó obtener sus papeles con la ayuda de un notario público, pero sus trámites fueron rechazados y recibió una orden de deportación.

“Mi papá fue con alguien que no era de confianza y en vez de ayudarlo, abusó de él”, me dijo Silva.

Después tuvieron que lidiar con el constante tormento de la deportación — un miedo constante de que algún día en cualquier momento la migra pueda tocar tu puerta.

Esto pasó en una madrugada de septiembre del 2011, alrededor de las 5:30 a.m. Oficiales de migración detuvieron a su padre en frente de su casa cuando salió para ir a trabajar. Silva me dijo que retuvieron a su padre en un centro de detención en Las Vegas y luego lo dejaron ir bajo discreción de un juez.

“Mi padre todavía tiene una orden de deportación, tiene el derecho de quedarse temporalmente y esto se puede extender cada año pero vive con un miedo constante”, me dijo Silva. “Cada vez que va con migración, mi familia sabe que en cualquier momento le pueden no renovar su estancia y puede ser deportado”.

Silva inicialmente compartió su historia con el Senador de Nevada Harry Reid en una nota que ella le pasó durante su campaña de reelección en 2009. En 2014, Silva también testificó frente al Comité Judicial del Senado sobre la necesidad de pasar una reforma migratoria.

Silva también compartió la historia de su padre con Hillary Clinton en mayo del año pasado durante un foro en Las Vegas. Más de un año después la campaña de Clinton contactó a Silva y le pidió que hablara en la convención demócrata.

Silva será la segunda migrante indocumentada que hablará en la convención.

Benita Veliz, de México, hizo historia en el 2012 cuando se convirtió en la primera migrante indocumentada en dar un discurso frente a los delegados de la convención de Charlotte en Carolina del Norte. Le dijo a la audiencia que ha tenido que vivir con el miedo constante de ser deportada.

“He tenido que vivir mi vida entera sabiendo que podría ser deportada sólo por la manera en la que llegué aquí”, dijo Veliz en su discurso del 2012. Años antes, Veliz peleó contra una orden de deportación después de que fuera arrestada manejando sin licencia.

Tanto Veliz como Silva son elegibles para permanecer en el país bajo DACA, la acción ejecutiva del Presidente Obama que permite que aquellos migrantes que califican se queden a vivir y a trabajar legalmente en Estados Unidos por dos años.

Benita Veliz is believed to be the first undocumented person to speak before a national political convention.CSPAN

Benita Veliz fue la primera mexicana indocumentada que habló ante el DNC hace cuatro años.

Clinton apoya las acciones ejecutivas del presidente, pero la reciente decisión de La Corte Suprema de Estados Unidos bloqueó la orden ejecutiva de Obama que buscaba expandirse para proteger a los padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses (conocida como DAPA). El Departamento de Justicia de Estados Unidos le ha pedido a la Corte revisar el caso con los nueve jueces el próximo año.

Los latinos a lo largo de Estados Unidos han apoyado a Clinton en las primarias de 2008 y 2016, pero necesitará asegurar esa ventaja para ganar la presidencia, especialmente en estados “swing” como Nevada que tienden a fluctuar de bando en las elecciones presidenciales.

La convención demócrata también ha invitado a Karla Ortiz, una niña estadounidense de Las Vegas cuya madre indocumentada, Francisa, hablará en la noche de apertura de la convención. Karla Ortiz incluso apareció en un comercial de Clinton este año.

Silva dice que sentirá el peso de la comunidad indocumentada sobre sus hombros cuando tome el escenario el lunes por la noche.

“Es muy emocionante, pero al mismo tiempo es una responsabilidad muy grande representar a la comunidad indocumentada”, dijo. “También mi estado, Nevada, ha sido un estado muy importante en elecciones recientes, así que representar al estado es algo muy grande”.

NOW

Big Fix Alaska

Thu, Nov 23, 2017 - 12:00 am

NEXT

Supercar Megabuild

TONIGHT

8:00 pm

Wag The Dog

10:00 pm

Saving Silverman

WHERE TO WATCH